A finales de mayo aproximadamente, Kapha se empieza a acumular y es justo entrando en esta etapa, que entra la estación Pitta. O sea el verano.

Con la llegada del calor, a todos nos apetecen cosas más frescas e incluso frías. En nuestras cocinas sólo entran ensaladas, zumos o batidos de fresas, el gazpacho, el salmorejo, la cerveza bien fría, los refrescos….y esto es justo lo que la estación nos pide, pero…¿lo estamos haciendo del todo bien?.

Es lógico que nos apetezcan todas estas cosas, pues lo que ahora el cuerpo no nos pide es meternos un buen guiso o un cocido entre pecho y espalda, pero debemos cuidar nuestro AGNI (fuego digestivo), pues con tanto frío lo único que estamos haciendo es apagarlo poco a poco y esto, nos derivará en malas digestiones al final.

Sí que debemos al menos cuidar este aspecto un poco e intentar equilibrar. NO dejemos de lado nuestras especias en las comidas y en nuestras infusiones, sobre todo después de comer, pues ellas nos van a ayudar a minimizar esos efectos negativos de la alimentación.

Incluye especias refrescantes como el hinojo, la hierbabuena, el cilantro, la menta, etc…

En las cenas procuremos cocinarnos los alimentos: unas verduras a la plancha, o hervidas con especias, al menos algo caliente y cocinado para nuestro castigado fuego digestivo en verano. Aprovechemos también a tomar las frutas y verduras propias de la estación, y procuremos comer acorde a nuestros Doshas predominantes, pero siempre atendiendo a la estación dónde nos encontramos.

Si estamos enfadados o hay discusiones en la comida y más si tenemos PITTA predominante evitaremos comer. Lo dejaremos para más tarde.

Procuremos apagar la televisión mientras comemos, y más ahora dónde las noticias son negativas todo el tiempo, dejemos los móviles a un lado y comamos nuestra comida tranquilamente y en actitud de agradecimiento.; esto es muy importante.

Al final del día y cuando las altas temperaturas nos lo permitan, procuremos dar un paseo después de la cena, que intentaremos que no sea más tarde de la 20h o 21h de la tarde.

La luz de la luna y esa brisa nocturna nos favorece mucho para relajarnos y poder dormir mejor y de cara a los que tenemos PITTA en predominio, nos aliviará esa tendencia a irritarnos que nos provoca el calor del verano.

Disfruta del verano y de sus días largos de luz, pero no olvides cuidar tu alimentación también en esta época del año.